Historia

Viajó por su sueño futbolero a Buenos Aires y ahora jugará en un equipo de la AFA de Primera

Tamara Bordón es sanjuanina y viajó a Buenos Aires hace 3 meses para probar suerte. Pasó por varios equipos y cuando pensó en volver a San Juan quedó elegida para formar parte del Club Atlético Ferrocarril Midland.
lunes, 27 de junio de 2022 15:47
lunes, 27 de junio de 2022 15:47

Muy feliz. Así está Tamara Bordón, la joven sanjuanina de 17 años que comenzó a cumplir uno de sus mayores sueños: jugar en un equipo nacional de fútbol. Hasta el año pasado se destacaba en la cancha con la casaca 10 del Capitán Lazo pero en este 2022 decidió dar el gran salto y así fue como llegó a buscar un lugar en un equipo de la AFA y lo consiguió.

Tamara firmó contrato la semana pasada para jugar para el Club Atlético Ferrocarril Midland, en Primera C del Fútbol Femenino de AFA. Fue después de probar suerte en otros equipos entre ellos Huracán, donde logró debutar y hacer un gol en su primer partido. 

"Hace 3 meses vine acá. Llegué y me fui a probar a San Lorenzo y luego me llamaron para buscar club. Probamos y quedé. Fui a Lanus, Banfield, Argentino Juniors, deportivo Español pero como no podía manejarme sola había pensado volver a San Juan", comenzó contando la jovencita a Diario La Provincia SJ

Sin embargo, siguió entrenando en Buenos Aires y probó suerte en Huracán, donde quedó y con ellas entrenó durante 2 semanas. El primer domingo de junio le tocó debutar y lo hizo con el pie derecho. Es que en su primer ingreso a la cancha con la camiseta titular metió un gol. Sin embargo su continuidad se complicaba por no lo que demandaba estar ahí y las distancias con la casa de su abuelo.

A partir de esto decidió probar suerte en el Club Atlético Ferrocarril Midland y lo consiguió. La semana pasada firmó contrato y ya ahora está en la semana de entrenamiento. Si bien es complejo el ritmo que demanda, ahora tiene más posibilidades.

"Me dijeron que es por el torneo. Estoy definitivamente en el club que está peleando el ascenso. Tienen buen compañerismo, me adapté muy rápido a ellas en el sentido de que me apoyan mucho. Me decían que podía y pude por más que estaba lesionada", recordó la sanjuanina que ahora vive la casa de su abuelo y para poder entrenar se toma 2 colectivos de ida y 2 de vuelta.

"Les conté a mis papás y se pusieron muy felices. Iba a ir a San Juan porque me sentí sola pero ellos me apoyaron y me dijeron que me quedara porque yo podía. Intenté yo sola, empecé a buscar clubes y quedé en Huracán y viajaba día por medio a entrenar. Ahora entreno todos los días de 16 a 18.30", explicó la joven quien si bien queda lejos, tiene más tiempo a su favor para prepararse.

Su camino con el fútbol comenzó cuando tenía 12 años pero sin dudas el amor por este deporte lo trajo de su familia, a quienes adora. Su padre, Hugo Bordón, tiene un equipo de chicas a quienes les enseña este amor por la pelota y cómo manejarla ante el rival. Y fue él quién le dio las primeras herramientas. Pero también tiene "otro padre", el que la impulsa y le abre el camino profesionalmente: Ariel Cabrera, el creador de Dillon. 

Tamara comenzó a los 12 años en el Club Juvenil Rawson, que quedaba cerca de su casa en la Villa Hipódromo. Empezó a jugar con las "chicas grandes" pero era muy poco tiempo el que estaba en la cancha mientras sus ganas eran inmensas, por eso decidió ponerle fuerza a ese impulso interior. Ahí conoció a Ariel Cabrera que descubrió su potencial con la pelota y se convirtió en su profesor. Precisamente él fue quien se dio cuenta que había un tesoro por explotar y eso permitió llevarla a jugar en la Liga Sanjuanina de Fútbol.

Comentarios