España

"Sudacas": una amiga de las gemelas argentinas contó cómo era el bullying que sufrían

La chica compartió los últimos momentos con las hermanas antes del trágico hecho. Contó que los compañeros de la escuela se reían del acento.
lunes, 27 de febrero de 2023 10:04
lunes, 27 de febrero de 2023 10:04

La Policía de Barcelona entregó un informe que confirma que las gemelas argentinas de 12 años que cayeron el martes último desde un balcón en su vivienda de Sallent, Barcelona, sufrían bullying.

El informe, que se encuentra bajo secreto de sumario y fue entregado el viernes a la jueza de Manresa que interviene en la causa, incluiría el acoso como uno de los elementos de la investigación, indicó en sus publicaciones la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA).

"¿Qué les decían? 'Sudacas' y se reían de su acento", confesó, al diario catalán La Vanguardia, una íntima amiga de Alana, la niña que murió tras la caída. 

La chica compartió los últimos momentos con las hermanas antes del trágico hecho, ya que un video de la cámara de seguridad de la calle Estación, donde vivían, las muestra regresando de la escuela y saludándose apenas unas horas antes de que Alana y Leila se arrojaran por el balcón de su departamento.

"Nos despedimos como siempre. Abrazo, besos y hasta mañana", recordó la joven quien era dos años mayor que ellas. Luego explicó que las gemelas habían iniciado el año escolar en cursos separados pero luego debieron juntarlas en un mismo curso para amortiguar el impacto del acoso escolar que padecían.

"No se callaba, les plantaba cara, se defendía y al final siempre terminaban castigándola a ella", recordó sobre la forma de ser de Alana.

Cambio de identidad

Los abuelos de la víctima que murió, que se llamaba Alana y según algunos allegados se encontraba en un proceso de transición de identidad de género y pedía ser nombrada como "Iván", y de su hermana, detallaron a los medios durante esta semana que ambas eran víctimas de acoso.

Desde Mar del Plata, el abuelo paterno, Gustavo Lima, dijo que sus nietas sufrían bullying en el colegio debido "a su acento", situación que "se agravó" cuando una de ellas "decidió cortarse el pelo, ponerse ropa de varón e identificarse como 'Iván'".

El hecho ocurrió el martes último cerca de las 15, cuando las hermanas se arrojaron desde el tercer piso de la vivienda a la que se habían mudado recientemente con su familia, ubicada en la calle Estación 4, en Sallent.

Como consecuencia del impacto, Alana murió en el acto mientras que su hermana Leila logró ser estabilizada y llevada de urgencia al hospital Parc Taulí de Sabadell, donde hoy permanecía internada.

Según las autoridades locales, hasta el momento el caso se investiga como un posible suicidio por bullying escolar o por problemas familiares.

Mientras se realizaba el sepelio, fue vandalizado el altar que se levantó en homenaje a las hermanas, donde pintaron con spray negro "Ayuntamiento corruptos" y "okupas", en relación a la supuesta situación económica de la familia de las pequeñas. A primera hora de la tarde, las pintadas ya habían sido borradas.

Las imágenes con las pintadas se viralizaron en Sallent, ante la indignación y la impotencia de los familiares y de las amigas y amigos de las jóvenes.

De hecho, esperan que la cámara de seguridad del restaurante que hay justo delante de la puerta haya grabado al autor o autores del hecho.

Los padres desean llevar las cenizas de su hija a la Argentina, en cuanto su otra hija reciba el alta.

Según La Vanguardia, todos los trámites relacionados con el funeral se están celebrando identificando a la víctima como Alana y en femenino.

Así lo han decidido los padres, no por mostrarse en contra del proceso que su hija había confiado a su hermana y a las amigas de más confianza, sino porque ellos no tenían conocimiento de esa voluntad y solo lo saben por referencias.

Para recibir atención especializada sobre derechos de niños, niñas y adolescentes en Argentina se puede llamar de forma gratuita y confidencial a la línea 102, para casos de violencia familiar o sexual al 137 y para recibir contención el Centro de Asistencia al Suicida atiende al (011) 5275-1135.

Comentarios