Violencia

Atroz: asesinaron a golpes y quemaron a un cuidacoches

Tres hombres fueron declarados culpables en un juicio por jurados, en la provincia de Mendoza.
viernes, 09 de agosto de 2019 00:00
viernes, 09 de agosto de 2019 00:00

Tres hombres fueron declarados hoy culpables por el crimen de un cuidacoches a quien golpearon y quemaron en julio de 2017, en la localidad mendocina de Godoy Cruz, informaron fuentes judiciales.

La decisión recayó sobre Mariano Alan Nicolás Gutiérrez (24) y los hermanos José Rafael (41) y Abel Yañez (39), a quienes un jurado popular consideró culpables del "homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas" de Juan Leandro Lucero (27).

Dentro de cinco días, las partes se reunirán junto al juez en una audiencia de cesura para definir las penas que recibirán los tres imputados.

En tanto, el fiscal Fernando Guzzo explicó que en este proceso mantendrá su postura y, en el caso de que las penas no sean de prisión perpetua, recurrirá ante la Suprema Corte.

Según las fuentes, esta tarde, luego de un día de deliberación, la ciudadana electa como presidenta del jurado popular dio a conocer el veredicto ante el juez técnico Eduardo Martearena, en el salón de actos del Poder Judicial de Mendoza. 

El martes, durante la etapa de alegatos, el fiscal de Homicidios Gustavo Pirrello, había afirmado que existían "pruebas importantes que incriminan a los tres imputados, testigos indicaron que escucharon gritos y ruido de pelea en la casa de los Yañez, además se encontraron huellas de la víctima en el lugar". 

En su alegato, Perillo pidió a los 12 jurados populares que declarasen culpable a los tres hombres por el asesinato del cuidacoches cometido la madrugada del 10 de julio de 2017, en la localidad de Godoy Cruz. 

Por su parte, la defensa buscó refutar los argumentos de la fiscalía y sostuvo que no había elementos probatorios para una condena.

Cerca de las 18 de hoy finalmente se conoció el veredicto, el cual generó algún insulto y llanto por parte de los familiares de los imputados y de la víctima que se encontraban en la sala de audiencias y fuera de ella. 

Según la reconstrucción, el hecho ocurrió cuando los tres sospechosos interceptaron a Lucero en la calle, se lo llevaron a la casa de los Yáñez y allí lo golpearon con un objeto contundente en la cabeza que lo dejó inconsciente.

Luego, a Lucero, aun inconsciente, lo introdujeron en una valija, lo subieron a un automóvil, Ford Fiesta, propiedad de Gutiérrez y lo llevaron hasta un sector conocido como el canal colector Los Cerrillos, ubicado en la calle Diques Los Nihuiles, donde lo prendieron fuego, lo cual le causó la muerte.

Dos días después, el cuerpo fue hallado por vecinos que dieron aviso al 911 y cuando los policías arribaron al lugar constataron que el mismo estaba quemado y con signos de mutilaciones que luego los peritos determinaron habían sido ocasionadas por perros o animales del lugar.

Además, los forenses establecieron que al momento de ser quemado, Lucero aún estaba con vida dentro de la valija. 

De acuerdo a los testigos, los hermanos Yañez mantenían diferencias con Lucero, y eso habría sido el móvil del crimen.

Comentarios