Investigación

El brutal femicidio de Yamila Pérez, camino al juicio

La mamá adoptiva Norma Allende expresó que la notificaron en Tribunales que Evaristo Molina enfrentará al juez por el brutal crimen de la joven mamá.
lunes, 07 de octubre de 2019 18:05
lunes, 07 de octubre de 2019 18:05

Hace más de un año, un brutal femicidio conmocionó a San Juan. El 18 de junio, el cuerpo de una joven apareció mutilado, sin sus brazos, en un descampado de El Mogote, Chimbas. La chica era Yamila Pérez, de 27 años de edad, y había sido asesinada dos días antes, el 16 de junio según indicó la autopsia. Sus miembros fueron mutilados porque estaban tatuados. El asesino además le sacó el pellejo de la cara, incluso parte del cuero cabelludo, con el fin de que nadie pudiera identificarla. Sin embargo un tatuaje en el tobillo permitió identificarla, además había sido nuevamente mamá pocos días antes de morir.

Hay un detenido como único responsable del aberrante hecho que no confesó hasta el momento dónde depositó los brazos de la víctima y tampoco dijo si alguien más lo ayudó. El procesado bajo la caratula de Homicidio Doblemente Agravado por Alevosía y por Violencia de Género es Evaristo Molina, quien tiene 68 años de edad y confesó ante el juez Guillermo Adárvez, del Tercer Juzgado de Instrucción, ser el autor del crimen.

Este lunes, su mamá adoptiva Norma Allende confirmó a Canal 13 San Juan que en Tribunales le confirmaron que el 28 de octubre era la fecha elegida por el juicio por el femicidio. Además reiteró su pedido: "que diga dónde están los brazos de mi hija". Sin embargo, por una cuestión de salud de Molina, su defensa pidió una prórroga para noviembre.

La declaración

En julio pasado, Evaristo Molina contó escuetamente ante el juez cómo fueron los minutos desencadenante del asesinato que conmocionó a los sanjuaninos en junio. "La chica no se quería salir del auto, me dijo que le iba a decir a mi esposa que andaba con ella", confesó el hombre.

Según consta en el escrito que él y su abogado defensor firmaron, esa noche hubo un cruce con la joven de 27 años de edad. Sin embargo, no detalló cómo fue la maniobra con la que le quitó la vida ni dónde dejó los brazos que no fueron encontrados.

"Yo le comenté a mi señora, que yo había matado a Yamila Pérez porque ya me sacaron una vez de mi casa y no quería que me saque para siempre", contó entre lágrimas el hombre que es vendedor de garrafas de gas y quien habría intercambiado su producto por el servicio sexual de la joven.

Comentarios