Judicial

Mamá de Yamila quiere ser querellante: "Si este hombre se hizo cargo de la muerte, por qué no caen los que seguían"

Marcela Pérez, mamá de la joven asesinada en el 2018, quiere que la justicia la llame a declarar y que en el banquillo de los acusados esté no sólo el único detenido sino también quienes considera fueron sus cómplices.
martes, 08 de octubre de 2019 14:03
martes, 08 de octubre de 2019 14:03

Justicia. Ésa es la palabra que se repite una y otra vez en la boca de Marcela Pérez, la mamá de Yamilia, la joven que el 16 de junio del 2018 fue asesinada y su cuerpo desmembrado en El Mogote, Chimbas. Su mamá quiere ser querellante en la causa y que en el banquillo de los acusados no solo se siente Evaristo Molina (69) sino también su esposa e hija. El inicio del juicio estaba previsto para el 28 de octubre pero se pasó para más adelante por pedido de la defensa del hombre.

"Me dieron una copia, vine a buscar un autoprocesamiento y me entregaron la mitad del expediente. Lo leo día a día porque no me canso de leer y encuentro cosas que están muy oscuras. Hay gente que tendría que estar presa. Si este hombre se hizo cargo de la muerte de mi hija, por qué no caen los que seguían, por qué no buscaron los brazos de mi hija y que la justicia se haga valer. Pasó esto y queremos justicia con este hombre, que caiga preso y que diga quien lo ayudó porque él solo no fue", explicó la mamá de Yamila a Diario La Provincia SJ.

En sus manos lleva el expediente que le entregaron en la justicia con todos los detalles de la causa, en la que se incluye además la declaración de Molina en sede judicial. Ese texto es el que lee todo el tiempo Marcela e incluso, aunque no tenga orientación de un abogado, marca todo lo que le parece raro. 

"He marcado con lapicera la mayoría de las cosas que la mujer de él sabía. La llamó a la hija el lunes para decirle que en la casa de ella Evaristo Molina había dejado una bolsa con ropa con sangre, zapatillas y que la hija lo tiró todo en un canal. Ella no sabe dónde tiraron las cosas, en qué canal. ¡Cómo no se van a acordar en qué canal fue! Nunca encontraron la ropa. Por qué no lo pueden encontrar", explicó Marcela quien detalló que desde la justicia le indicaron que "se han cerrado todos los canales y no han sacado nada", ni el bolso con las cosas ni los brazos desaparecidos.

La madre de Yamilia quiere que se siga investigando y que su hija "descanse en paz". "En este momento, estoy trabajando para la municipalidad de San Luis y estoy buscando la manera de pagar un abogado aunque eso significa que vuelve todo atrás pero que salga todo a la luz", agregó. 

Marcela Pérez considera que "hay muchas falencias" en la causa y no cree "que haya sido bien investigado este caso", "sino hubiera salido quienes son los verdaderos asesinos".

"Uno no tiene muchos estudios pero si se lee el expediente uno se da cuenta que hay muchas cosas que no coinciden", finalizó.

El 18 de junio, los sanjuaninos se conmovían con un brutal crimen. El cuerpo de una joven apareció mutilado, sin sus brazos, en un descampado de El Mogote, Chimbas. La chica era Yamila Pérez, de 27 años de edad, y había sido asesinada dos días antes, el 16 de junio según indicó la autopsia. Sus miembros fueron mutilados porque estaban tatuados. El asesino además le sacó el pellejo de la cara, incluso parte del cuero cabelludo, con el fin de que nadie pudiera identificarla. Sin embargo un tatuaje en el tobillo permitió identificarla.

A más de un año de aquel crimen, hay un detenido como único responsable del aberrante hecho pero él nunca confesó dónde depositó los brazos de la víctima y tampoco dijo si alguien más lo ayudó. El procesado bajo la caratula de Homicidio Doblemente Agravado por Alevosía y por Violencia de Género es Evaristo Molina, quien tiene 68 años de edad y confesó ante el juez Guillermo Adárvez, del Tercer Juzgado de Instrucción, ser el autor del crimen.

Comentarios