Investigación

Muerte de una sanjuanina por mala praxis: habrían adulterado informes médicos

Stella Maris Vega se sometió a una cirugía para ligarse las trompas y sufrió complicaciones que desencadenaron su muerte. Profesionales de un hospital de Río Negro, cada vez más complicados.
martes, 08 de octubre de 2019 22:07
martes, 08 de octubre de 2019 22:07

Avanza en Río Negro la instrucción por la causa en la que se investiga la muerte de la sanjuanina Stella Maris Vega por presunta mala praxis tras someterse a una cirugía por ligadura de trompas, tras haber sido mamá en julio pasado. 

De acuerdo a lo que difundió la Justicia de la provincia sureña, en la que Stella se había radicado y formado su familia, uno de los médicos que intervino en la cirugía habría adulterado un consentimiento informado. El documento ya había sido firmado por la joven mamá y una pericia reveló que el profesional realizó anotaciones con asteriscos con posterioridad. Así lo confirmó el abogado Marcelo Hertzriken Velasco que representa a Víctor Álvarez, esposo de la sanjuanina y señaló que la pericia fue efectuada por el calígrafo oficial del Superior Tribunal de Justicia, destacó el diario Río Negro.

"La aclaración surge en el ítem vinculado a “complicaciones” y “riesgos”, donde el médico Alejandro Gomel habría ampliado esas consideraciones que también alcanzaban a (*) “Infección, hemorragia, lesión de vejiga, intestinal con lesión laparoscópica”, dijo.

A Gomel además de homicidio culposo también se le imputaría el cargo de adulteración del consentimiento informado, todo en concurso real, según los artículos 45, 55 84 y 92 del Código Penal.

Por el caso, están en la mira cuatro médicos del hospital Francisco López Lima: las médicas Carolina Aguiar Sucha Souza, Gina Lorena Santiago Bolatti, Sabrina Palmieri y Alejandro Gomel.

Stella Maris Vega tenía 37 años, estaba casada y tenía 3 hijos. En julio, ingresó al hospital Francisco López Lima para realizarse una ligadura de trompas mediante cirugía laparoscópica. Días después falleció. La familia presentó la denuncia ante la Justicia.

Stella tenía un hermano mayor y una melliza. Era mamá de tres niños de 5 y 2 años y de 3 meses, a los que amaba y cuidaba permanentemente. Su esposo es chileno pero él y toda su familia están radicados en Río Negro, por eso ella decidió ir a vivir allí. Pero su familia se quedó acá en San Juan y con ellos tuvo contacto permanentemente, haciendo que la distancia se acortara gracias a las comunicaciones. 

Comentarios