Historias

La tragedia de los hermanitos atropellados en La Bebida: muerte y un drama familiar que conmovieron a San Juan

Maicon, de 3 años y su hermanito de 5, fueron embestidos por un colectivo en pleno mediodía. Una hipótesis que se cayó y un caso que aún no se resolvió.
domingo, 03 de noviembre de 2019 15:00
domingo, 03 de noviembre de 2019 15:00

El jueves 19 de octubre del 2017, a los sanjuaninos se les heló la sangre cuando conocieron que un nene de 3 años había muerto atropellado por un colectivo de la línea 17, de la empresa La Positiva. Fue en inmediaciones de calle Pellegrini y 5, en La Bebida y su hermanito de 5 años también resultó gravemente herido pero sobrevivió.

Era pleno mediodía de un jueves y la mamá de los chicos Gisela Flores iba junto a ellos y su hermana Natalia caminando por la banquina cuando Maicon se fue hacia la calle; su hermanito quiso retenerlo pero en cuestión de segundos, el colectivo los había embestido a los dos. La escena fue desgarradora ya que el vehículo arrastró el cuerpito del nene y su hermano quedó tendido en el pavimento. Los testigos, tanto pasajeros como vecinos, eran muchos. 

Aunque a ambos lograron trasladarlos en ambulancia al Hospital Rawson, el pequeño de 3 años no resistió. Por el hecho fue detenido el chofer de apellido Carbajal por el delito de homicidio culposo y lesiones graves hacia el menor que sobrevivió y aparecieron fuertes versiones cruzadas. De acuerdo a lo que se conoció, pasajeros habían visto al hombre de 23 años que estaba usando su celular mientras manejaba e incluso se ofrecieron de testigos a favor de la familia Flores.

Como consecuencia, por orden del entonces juez Eduardo Agudo (jubilado en la actualidad) le secuestraron su celular para peritarlo y comprobar si había hecho llamadas o enviado o recibido mensajes. El ánimo estaba tan exacerbado que la Policía temió que la familia o los vecinos tomaran represalias por mano propia y al chofer lo trasladaron a otra comisaría.

En tanto, también trascendían detalles de la dura vida de los hermanitos que llevaban algunas semanas viviendo con su mamá en la casa de su tía ya que atravesaban una situación muy vulnerable y presuntamente escapando de los abusos de un tío con el que habían vivido en Caucete. A la familia les llegaron muchas donaciones para tratar de apuntalar ese momento terrible ya que vivían en condiciones muy humildes.

El 13 de noviembre de ese año finalmente se difundió el informe de las pericias al celular y reveló que el chofer no lo estaba utilizando al momento del choque. Al no tener antecedentes, fue liberado pero imputado por homicidio culposo. El proceso aún sigue en curso en el Primer Juzgado Correccional.

 

Comentarios