Judicial

Murió su hija atropellada en Capital y pide justicia: "su vida se truncó, no la voy a poder tener nunca más"

Rocío Córdoba murió el 17 de octubre de 2016 atropellada en lateral de Circunvalación. A punto de cumplirse tres años, la causa aún no está resuelta y sus padres piden justicia.
martes, 10 de septiembre de 2019 09:50
martes, 10 de septiembre de 2019 09:50

El 17 de octubre, sus ojos se cerrarían para siempre y el dolor en su familia quedaría abierto para toda la vida. Rocío Córdoba tenía 17 años de edad y una vida llena de proyectos. Había salido en bicicleta para inflar una rueda pero la tragedia la encontró cuando circulaba con su hermano por lateral de Circunvalación y Matías Zavalla, en Capital. Un auto Fiat Punto la embistió por detrás y la dejó en grave estado. Después de 48 horas murió producto de las heridas. Sucedió en el 2016 y a tres años del caso su familia sigue pidiendo justicia para el conductor del auto.

Desde ese día, Daniel Córdoba, su papá sufre problemas al corazón y su deseo es ver que el culpable recibe condena para poder vivir en paz. "El 15 de septiembre, sale mi hijo que es más chico y mi hija de 17 años en la bicicleta y cuando va por lateral de Circunvalación y Matias Zaballa, un auto los tocó por detrás. La operaron esa noche, y pasó 3 días en agonía. El 17 de octubre su estado era irreversible y murió. La causa arrancó desde ese mismo instante", comenzó explicando Daniel a Diario La Provincia SJ.

Por el hecho se desarrollan dos causas, una Civil en el Tercer Juzgado y otro Penal en la Segunda Cámara. Sin embargo, ninguna de las dos tuvo aún resolución y la familia teme que todo quede en nada. Quien está señalado como responsable del siniestro vial es un ex agente de la Guardia de la Infantería, Emanuel Fuentes, cuyos abogados apelaron las causas aduciendo que fue negligencia de los niños.

"Ellos iban muy bien. Aparentemente por lo que me dice el abogado, los chocaron de atrás. Según las pericias fue culpa de él. La llevó por detrás a mi hija y no hubo opción", destacó el padre quien recordó a Rocío como "una chica normal, no eran de salir en bicicleta pero esa tarde se les ocurrió ir a inflarla y pasó todo en 10 minutos".

"Necesitamos justicia y que se resuelva esto lo más ante posible. Lleva mucho tiempo y nos hace suponer que hay trabas que impide que esto se concluya. Hay casos que se resolvieron más rápido que el mio. Queremos quedarnos tranquilos", agregó el hombre.

El hermano de Rocío, que iba con ella el día del siniestro, logró superar las heridas y el trauma psicológico lo está sobrellevando. Pero sus padres guardan un dolor que no se puede describir con palabras y supera cualquier emoción.

"No se lo ruego a nadie, ni a mi peor enemigo, perder a mi hijo es lo más feo. Verla llena de vida, con ganas de progresar y que me haga abuelo y luego que pase esto, no se puede olvidar. Estamos mal", dijo con la voz quebrada.

Con el efectivo de la policía nunca tuvo un contacto y éste nunca le pidió perdón. "Yo a mi hija no la voy a ver nunca más. Yo la quisiera tener, uno tiene que perdonar pero necesito justicia, que no quede impune y se resuelva pronto. Necesitamos que se le de la celeridad que corresponde. Han habido casos de otros accidentes que se resolvieron más rápido que el mio, quiero justicia", detalló. 

Rocío cursaba en la escuela Medalla Milagrosa y ese año egresaba de la secundaria. Quería recibirse y "vivir la vida en sus ganas de conocer". "Lamentablemente se truncó y lamentablemente no la voy a poder tener nunca más. Esto no se lo deseo a nadie. La pérdida de un hijo es lo más jodido, uno no está preparado y de una forma como fue", finalizó.

Comentarios