Declaración

Catequista tras ser sobreseído por la justicia: "lo que me tocó pasar fue terrible"

Cristian Guillén fue sobreseído de la justicia este martes y tras esta medida rompió el silencio y contó la dureza que le tocó pasar.
miércoles, 18 de mayo de 2022 09:44
miércoles, 18 de mayo de 2022 09:44

"Fue una pesadilla". Con esas palabra, Cristian Guillén, el catequista definió los 7 meses que le tocó pasar tras la serie de denuncias que recibió en su contra por presunto abuso de menores. El hombre fue sobreseído por la justicia que comprobó que no tuvo ningún vínculo con los niños y de esta manera quedó libre de cualquier culpa y cargo.

Tras esto, el catequista rompió el silencio y confesó que lo que vivió fue un verdadero infierno, empezando por la condena social sin conocerlo a él. "Hoy ya puedo descansar en paz, ha sido una situación difícil y larga. Se cumplieron ayer 7 meses desde que comenzó la locura. Fue una pesadilla y aún hoy sigo cayendo en esto que me tocó pasar. Gracias a Dios con este sobreseimiento ya puedo descansar", comenzó expresando en radio Estación Claridad. 

Guillén se mostró conforme con la decisión judicial y destacó que las pruebas que lo libran de cualquier responsabilidad fueron contundentes. "No hizo ni siquiera falta que declarara y diera una defensa porque las mismas pruebas fueron concluyentes", destacó. Esas pruebas fueron entrevistas video grabadas, entrevistas con los padres y pericias psicológicas. Ninguna de éstas lo incriminó.

Luego confesó que la primera denuncia que recibió "fue un balde de agua fría y luego lo que causó" con la viralización que hizo la mamá incluso antes de denunciarlo en ANIVI. "Fue en la misma mañana y en la tarde con la viralización de mi cara con mi nombre. Fue una locura ese primer día. Eso fue un 14 de octubre y el 15 ya estaba detenido en la siesta. No podía entender lo que estaba pasando", confesó.

"Fue durísimo pero se que solo fue un grupo de feministas que aprovecharon ciertas oportunidades porque estaba relacionado yo con la iglesia y con tal de pegarle a la iglesia hacen todas estas cosas. Los que sufrimos acá fuimos un montón, empezando por mi familia que sufrió muchísimo. Visitarme en la comisaría y saber que estaba en el penal fue muy duro para ellos. También mis compañeros de trabajo porque fueron los padres enardecidos y hablaron barbaridades de mi", lamentó.

"Todavía estoy cayendo en la situación, me tomaré un tiempo para decidir si voy a volver. No me imagino volver al aula como si nada hubiera pasado después de todo lo que me tocó pasar. Además el tema de los escrache y. lo que me tocó pasar en los distintos momentos, fue terrible", señaló recordando que en una de las audiencias judiciales "hubo un policía que me decía con su mano que ya iba a cobrar". Además denunció que cuando fue al Servicio Penitenciario un penitenciario le insinuaba su culpabilidad.

Es por todo esto que vivió que ahora Guillén analiza con su abogada Lavaque que está evaluando seguir medidas legales contra los padres que lo denunciaron y los medios que lo escracharon publicando, incluso, la dirección de donde él vivía sin medir las posibles consecuencias que eso podía generar.

"No hemos hablado de plazos con ella pero sí lo vamos a evaluar. Desde los colegios siempre recibí el apoyo que fue incondicional. Incluso hace 2 meses un representante legal me puso a disposición en video la reunión de padres con escribano para hacer acciones legales contra los que hablaron mal en mi nombre", finalizó.

Comentarios