Historias

Una bebé con su mamá, salvadas de milagro en el terremoto

María Silva y su pequeña de sólo 20 días de nacida salieron de su casa a instantes que el techo se desplomara. Perdieron la mayoría de sus pertenencias.
miércoles, 20 de enero de 2021 00:00
miércoles, 20 de enero de 2021 00:00

Hace 20 días, María Silva vivió un hecho que marcó su vida y la llenó de alegría: fue mamá por segunda vez. El recibimiento de su bebé por cesárea significó para ella estar transitando estos días con las molestias y los cuidados propios de la cirugía. Junto a su hijo de 4 años, ella disfruta de la hermosa familia que formó.

Pero en la noche del lunes, el terremoto dejó en ella otra huella. Sintió literalmente que volvió a nacer. Estaba junto a su bebé ya que su hijo mayor se había ido a la casa de otro familiar. Su esposo, en tanto, se preparaba para salir a trabajar, tras cenar.

Cuando el terremoto comenzó, un fuerte crujido y un ruido extraño la alarmaron. Sintió un fuerte mareo y cómo sus piernas se debilitaban. Tomó a su bebé y sentía que no podía avanzar. "Estaba con la bebé y pegué el grito. En el instante en que tembló me quedé quieta. Me mareé y quise a sostener la bebé. Quise salir y no pude. Cuando lo logré se vino abajo todo el techo", detalló María, aún conmovida, a Diario La Provincia SJ. 

Para poder salir su marido llegó al grito de ayuda y la tomó fuerte del brazo junto al bebé y los sacó "de un tirón". Esa velocidad hizo que hoy pudiera contar la historia. Es que si él no hubiera estado para sacarlas, el techo se habría caído sobre ambas.

En el piso, los escombros apenas dejan ver algunas de sus pertenencias y la estructura de la vivienda se ve frágil y llena de fisuras. En las paredes en pie, algunos carteles del baby shower de la beba resistieron a caer.

"Esta casa nos la prestó mi papá y ahora nos vamos a la casa de él. Estamos esperando qué solución o ayuda nos pueden dar para poder mudarnos. Todo quedó bajo los escombros. Estamos tratando de sacar lo que más se puede. Hemos perdido todo", dijo Adrián Aballay, que tuvo un rol heróico ya que ayudó en el instante justo a su pareja y a su hija a poder salir.

"Anoche (por el lunes) tuvimos que irnos a casa de un familiar. A la bebé la saqué en pañal, no tenía ropa; no tuve tiempo de hacer nada. Después, la policía no me dejaba sacar nada por el peligro de derrumbe y ahora, con algo me estoy arreglando. En la desesperación mía, salí y estaba todo oscuro. Una vecina nos dio una mano", recordó la joven de 25 años.

En una movilidad de la Municipalidad de Pocito,  los trasladaron con lo que pudieron rescatar a la casa de sus suegros y allí, vivirán hasta que puedan recuperar su hogar en La Rinconada. Para poder colaborar con ellos, se pueden comunicar al 264 4445511.-

 

Comentarios