Historias

Sergio, el sanjuanino feliz de ser fletero en una paradisíaca isla de España

Se mudó al viejo continente en plena pandemia y tuvo muchos trabajos. Conocé cómo vive y sus tips para emigrar.
domingo, 13 de agosto de 2023 08:38
domingo, 13 de agosto de 2023 08:38

Sergio Ivan Ortega es un joven sanjuanino que se cansó de la rutina y decidió abrir sus alas para volar hacia el otro lado del charco. Está radicado en las Islas Canarias en donde conoció a decenas de otros argentinos y españoles que le abrieron las puertas.

"En un momento de mi vida me sentí muy sumergido en una rutina. En San Juan tenía mi trabajo estable y, como aún vivía con mis padres, el sueldo me rendía bastante bien. Además, me gustaba mucho el trabajo porque era administración de empresas que me encanta a pesar de que estudié Licenciatura en Hoteleria y Turismo. Pero me cansé de la rutina. Me dieron ganas de salir de mi zona de confort y conocer otros lugares, otras personas, culturas, salir al mundo y así lo hice", recordó en diálogo con Diario La Provincia SJ. 

El lado B de emigrar

Vendió su auto, dejó los dos trabajos que tenía y decidió subirse a un avión en busca de sus sueños, pese a que no era el momento ideal. "Me fui el 15 de junio del 2021 con tres amigos, Valentina, Felix, y Sebastián. La situación en ese momento era muy complicada por la pandemia y las entradas a las países estaban bastante restringidas, sobre todo para la gente que no tenía ciudadanía como nosotros en ese momento", explicó. 

Por ello, tuvieron que encontrar una muy buena razón para viajar. "Apostamos por irnos a hacer un curso de inglés a Barcelona con la excusa de que así nos dejen entrar. Y apenas llegué me vine a Gran Canaria que es donde vivo desde entonces. Cómo no tenía ciudadanía la idea era aplicar a una visa, pero era plena plena plena pandemia, entonces estaban todas cerradas", recordó Sergio. 

Intentaron conseguir la ciudadanía europea de distintas formas pero la situación mundial estaba complicada por eso se decantaron por entrar al viejo continente con la promesa de estudiar. "Solo quedaba una opción: Suecia. Apliqué, pero al tiempo me la rechazaron ya que el país cerró sus puertas como lo habían hecho la mayoría. Como ya tenía el pasaje comprado a España me vine igual. Si bien este país no era mi primera opción, hoy en día agradezco a la vida que terminé acá porque me encanta". 

El establecerse en un país sin tener los papeles en regla puede dificultar muchas cosas, sobre todo con lo que tiene que ver con el mundo laboral. "Desde que llegué he tenido y hecho mil trabajos. Pero el que más hice y es el que tengo hoy en día y hace tiempo es en una empresa de reparto de camas colchones y sofá. Hoy en día sigo sin papeles, si bien a fin de año lo tendré pero sin papeles por supuesto que es más complicado conseguir trabajo", detalló. 

 

Algo que le facilitó la adaptación es la semejanza cultural con el país ibérico. "España es muy parecido a Argentina y no solo por el mismo idioma sino por la gente. Por supuesto, que no es lo mismo, no te sentís como con tus amigos de allá, o como en tu tierra, pero la adaptación fue diez puntos. A los días ya tenía muchas amistades españolas y también argentinos, que estamos en todos lados siempre", contó entre risas. 

Tips para emigrar a España
Tras dos años viviendo en las Islas y habiendo realizado distintos tipos de trabajos para mantenerse, Sergio tiene algunos tips para los que estén pensando en instalarse en otro país. 

"Si te venís con ciudadanía es todo más rápido, más fácil y mejor. Pero sino, animo a la gente a venirse igual, hay que tener muchas ganas, paciencia y predisposición de hacer trabajos que no te gustan hasta tener tus papeles pero vale muchísimo la pena", recomendó. 

Otra gran pregunta que se hacen todos los que piensan "partir" es cuánta plata hay que juntar. "Otro tip es venirse con la mayor cantidad de dinero posible, pero hay que remarcar que tampoco hace falta esperar a tener miles y miles de euros para venirse. Acá siempre algo de trabajo vas a tener y vas a empezar a generar poco a poco, además el dinero acá rinde muchísimo más. Con 5 días de trabajo ya me pago mi alquiler, entonces no digo de venirse súper justo de dinero pero no pensar que hay que venir con tantísimo. Por supuesto, todo depende de la situación de cada uno, yo me vine solo pero si tenés familia vas a necesitar más", reflexionó. 

No importa cuánta plata lleves ni a cuánta gente conozcas en tu destino, el desarraigo siempre duele. "Hay que saber y aceptar desde un principio que va a ser duro, que vas a extrañar, que vas a querer estar allá y acá al mismo tiempo, que te vas a perder de eventos y cosas hermosas de tu lugar, que muchas veces vas a sentirte sapo de otro pozo y lo sos. Vas a pensar muchas veces “en que me meti” o “para qué mierda hice todo esto”. Siempre los bajones están, pero realmente vale tanto la pena, y no solo por lo económico sino por todo lo que se vive, se conoce, se experimenta. Porque trabajás una semana y ya te podés hacer un viaje re lindo por cualqueir país de Europa". 

Finalmente, Orteza aseguró que algo que no siempre colabora son las opiniones externas. "No hay que escuchar tanto a las personas y solo saber qué es lo que vos mismo querés, porque muchos te dirán “ándate que Argentina es una mierda, que no podes crecer, que no rinde” y bla bla y otros te dirán que te quedés, que te van a extrañar, que no seas cobarde de irte, etc. Solo hay que escuchar lo que uno quiere e ir a por ello y ya está. Esto a mi me ha servido para crecer muchísimo, para madurar, para independizarme, para valerme por mi mismo, para ser más valiente, y sobretodo abrir mi mente al mundo", sentenció. 
 

Comentarios